domingo, 6 de julio de 2014

El diablo si viste a la moda.

Después de mucho pensar sobre el papel de la mujer en el mundo actual me pude dar cuenta de que el papel de la mujer no es lo que se esperaba.

La mujer del siglo XXI sigue encadenada a las decisiones de los hombres, pero los mismos hombres se han encargado de darnos pan y circo.

Ahora la mujer vive más encadenada al hombre en esta nueva sociedad en la que somos "libres" en comparación a la de hace años en donde la mujer era victima del machismo, y es que por lo menos en ese entonces la mujer sabia que la golpeaban y aun que el trauma era tanto físico como psicológico, la mujer tenia mayores aspiraciónes a las que tiene ahora.

La mujer buscaba una libertad que le permitiera tener igualdad de oportunidades, en donde el trato fuera equitativo y no se le limitara a la mujer a permanecer en la cocina.

Pero ahora la mujer es golpeada de una forma diferente, ahora a la mujer se le pega a través de su autoestima y su dignidad, a pesar de que ha tenido grandes logros y hay grandes artistas, doctoras, abogadas, empresarias etc. la mujer es cautiva del hombre que dice que es lo que se esta usando,el hombre que le dice como debe de vestirse, el hombre que en muchas ocasiones no se fijara en ella debido a que el tiene otro tipo de preferencias.

Pero la culpa no la tienen los hombres, ellos no tienen el poder de encadenarnos, pero  nosotras si somos las culpables pues ahora por agradar a otros dejamos de agradarnos a nosotras mismas, comenzamos a creer que no somos perfectas por culpa de un estereotipo.

Ya no nos vemos al espejo pensando "soy bella", ahora cuando algunas nos vemos al espejo lo primero que se nos viene a la mente es "esto no combina... y si me encuentro a alguien... mis brazos, piernas, etc. se ven gordos... parezco (el animal de su elección)"

Es triste ver cuantas chicas (en muchos casos niñas) se privan de la comida para tener la talla perfecta para verse mejor y no para ella misma si no para agradar a los demás, es triste ver que en la televisión hay programas como "Fashion Police" (México) en donde un montón de hombres y algunas mujeres (seamos sinceros, este programa lo dirigen hombres) se ponen a hablar mal de las mujeres no solo por lo que visten si no también por como lucen.

Dejamos  de ser vista por los demás como un ser inteligente, ahora se volvió un trofeo, un objeto para ser mostrado cuando llegan las visitas y ser presumido por vanidad y no por un verdadero orgullo.

La mujer se ha vuelto innecesaria incluso para formar un matrimonio, para crear una familia, para tomar decisiones en la moda (finalmente somos las mujeres quienes portan esos hermosos vestidos).



Ahora si un hombre dice en televisión que el vestido se le ve horrible, o que los colores no eran los indicados, que debió ponerselo más corto o más apretado se le toma más en cuenta que el hecho de que esa mujer en ese vestido se siente cómoda consigo misma y les gusta como se ve, sin pensar en si a alguien más le gustaría o no.

Ahora cada vez que una famosa sale a un lugar publico y viste de manera incomoda es por que quiere que la vean y por fin hablen bien de ella, o evitar que hablan mal de ella.

Y lo mismo sucede con la personas que no están en el mundo de la "fama" en donde hasta para ir al centro comercial se ven niñas con poca ropa (no se por que se usa) o con la tendencia que se este dando para agradar a aquellas personas que no la conocen y para evitar que al encontrarse con alguien esa persona no pueda hablar mal de su aspecto.

MUJERES! no necesitamos cambiarnos 10 veces y quedarnos con lo primero, tengamos confianza de nuestra belleza natural y olvidemonos de los prejuicios y los estereotipos por lo menos una vez en la vida.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada